Movimiento de tierras en edificaciones: ¿qué es y en qué consiste?

¿Te gustará saber más sobre el movimiento de tierras en edificaciones? En Amer e Hijos queremos que tengas toda la información relevante sobre las construcciones que realizamos y sus diferentes etapas. En esta oportunidad hablaremos sobre una etapa fundamental que se debe realizar en cada obra de construcción: el movimiento de tierras.

¿Qué es el movimiento de tierras en edificaciones?

El movimiento de tierras en edificaciones es una etapa esencial en toda obra de construcción donde se realizan una serie de actuaciones sobre el terreno. Ya sea de manera manual o con maquinaria, el movimiento de tierras es el paso inicial de cualquier trabajo de edificación.

Este paso es extremadamente importante ya que es la base con la que se realizará la construcción, esto significa que afecta de manera directa al proyecto, haciendo que el resultado final sea o no exitoso. El terreno sobre donde se erigirá la infraestructura se transformará para adecuarse a los intereses de la planificación establecida. Cabe señalar que es en este primer paso donde se establecerán los accesos a toda la maquinaria.

Las tareas realizadas en el  movimiento de tierras varían según el proyecto. Sin embargo, una de las primeras tareas a realizar es preparar el terreno y despejarlo de cualquier elemento que pueda entorpecer la obra. Esto significa que se eliminan malezas, basura, objetos, arbustos, árboles, plantas, broza, etc.

Los despejes y desbroces se realizan en todo el terreno de trabajo. Todas las zonas afectadas por la construcción será debidamente marcadas, incluso se puntuarán las zonas que tengan contaminantes peligrosos. A pesar de que se eliminen árboles y arbustos, la acción se realiza con extremo cuidado para no afectar de manera negativa las edificaciones aledañas o lugares públicos.

Movimiento de tierras en edificaciones: Etapas del proyecto

La etapa inicial, es decir el movimiento de tierras en edificaciones, es sumamente compleja y está dividida por varias etapas de trabajo, siendo el despeje y el desbroce del terreno la primera de ellas. Después de esta se desarrollaría el replanteo.

En el replanteo en el movimiento de tierras se marca en el terreno todas las indicaciones de los planos en cuanto dimensiones y formas. Se trata de los lugares en los que estarán los elementos que aparecen en las hojas técnicas.

Este es un paso extremadamente importante, ya que la inspección de albañil indicará, a través del Acta de Replanteo, que el terreno es apto para el inicio de la construcción. Durante esta etapa se consta que todo esté tal como lo indican los planos, cada detalle es tomado en cuenta y revisado minuciosamente.

Después de este paso comienza la fase de excavación. Es en este momento que se comienza a realizar el movimiento de tierras en edificaciones pues se trata de utilizar maquinarias como excavadoras o a través de técnicas manuales, la cimentación de la construcción.

En este paso se toman en cuenta una gran cantidad de factores que pueden afectar el proyecto, desde el peso de la edificación, hasta la composición y resistencia del terreno; incluso elementos como el viento es tomado en consideración.

La excavación en el movimiento de tierras puede ser desde un vaciado, técnica utilizada cuando el plano está por debajo del terreno, hasta un terraplenado, que se aplica si el terreno se encuentra por debajo del plano de arranque. También está el método del desmonte en donde se mueve el terreno que se ubica por encima de la rasante del plano.

Es importante señalar que todos estos trabajos se realizan con extrema precaución y tomando en cuenta todos los factores que pueden afectar el procedimiento. En Amer e Hijos procuramos seguir todas las medidas legales y requeridas del proyecto para que su culminación sea exitosa.

Contamos con un equipo de profesionales expertos en la materia que tienen la experiencia y el conocimiento necesario para llevar a cabo todas las etapas del movimiento de tierras en edificaciones de manera segura.